C/ Juan Carlos I - 19 Boadilla del Monte (Madrid)

¿FUNCIONAN LAS MEDIAS DE COMPRESIÓN GRADUAL DURANTE LOS ESFUERZOS DE CARRERA?

Dr. Diego Moreno Pérez – Artículo divulgativo publicado en la revista Sportraining Junio 2020 basado en uno de nuestros últimos estudios de investigación con nuestros atletas de RFB.

En este artículo revisamos las investigaciones más recientes relacionadas con las posibles vías de mejora de las medias de compresión durante esfuerzos de resistencia y mostramos nuestro último estudio de investigación en esta línea; el cual fue aceptado el pasado mes de febrero en una revista científica y que formó parte de la tesis doctoral del autor.

Medias de compresión gradual (MCG)

Las medias de compresión gradual (MCG) son aquellas que comprimen alrededor de la musculatura, hueso y tejido conectivo, siendo superior en la zona del tobillo y que irá disminuyendo esa presión gradualmente en sentido de la rodilla.

Cualquier persona de pie, en ausencia de mecanismos compensadores del efecto de la gravedad, tendría un grave problema al paralizársele la sangre en las piernas. Esto no ocurre gracias a mecanismos eficientes que compensan: (a) Vasoconstricción refleja de las venas de las piernas (b) Acción de masaje de los músculos esqueléticos que favorecen que la sangre ascienda hacia el corazón (c) Movimientos respiratorios, concretamente en la fase inspiratoria en la que disminuye la presión de la cavidad torácica y aumenta la presión en el abdomen y sobre las paredes de las venas.

La aplicación de una presión externa al sistema venoso mediante técnicas de compresión debería influir positivamente sobre alteraciones fisiopatológicas, tales como el incremento del volumen venoso. Se sabe desde hace muchos años que, durante cualquier esfuerzo, más en deportes de resistencia, es importante que el retorno venoso sea lo más eficiente posible. Es por ello que quizás este tipo de presión ejercida por soportes de tejido elástico, podría retrasar la fatiga muscular, o al menos, es lo que pensaron la mayoría de los investigadores que iniciaron los diferentes estudios hace años.

Orígenes en el uso de medias de compresión gradual

El uso de las medias de compresión tiene su origen en el mundo de la salud cuando por primera vez se usaron para tratar trombosis e insuficiencias venosas. Algunos estudios han demostrado beneficios en el uso de MCG sobre el retorno venoso de pacientes hospitalizados. Por contra, en el mundo del rendimiento deportivo, no se han hallado ventajas contundentes sobre el retorno venoso durante esfuerzos de resistencia (atletismo, ciclismo y triatlón).

Antes de seguir detallando sus posibles beneficios en otros factores que también determinan el rendimiento en este tipo de deportes, debemos recordar que el interés por estas prendas, se inició gracias a que varios deportistas famosos empezaron a popularizar su uso durante importantes eventos deportivos. Sin ir más lejos, Javier Sotomayor, actual recordman en salto de altura, batió el récord del mundo llevando estos calcetines, aunque debemos señalar que no ejercían ningún tipo de compresión. Incluso poco después, ciertos corredores de prestigio como la explusmarquista mundial en maratón, Paula Radcliffe, usó en varias competiciones medias que sí ejercían una compresión gradual. Este hecho, desató la compra de este tipo de material deportivo por muchos usuarios populares que realizaban cualquier tipo de ejercicio y que originó un crecimiento exponencial de varios estudios que intentaron corroborar las ventajas durante cualquier sesión de trabajo.

Posibles beneficios del uso de MCG en deportes de resistencia.

Inicialmente los diferentes proyectos de investigación se centraron en dos de las principales limitantes del rendimiento en deportes de resistencia cíclica: Cardiovascular y Metabólico. En relación al primero, ya adelantamos al inicio de este artículo que no se hallaron ventajas contundentes sobre el retorno venoso. Esos estudios se centraron en analizar posibles cambios en el %FCmax durante varios esfuerzos continuos submáximos con/sin MCG. En referencia al segundo factor (metabólico), tampoco son esperanzadores los resultados encontrados. A pesar de que algún autor descubrió beneficios vinculados a una menor concentración de lactato en sangre durante eventos no máximos por un mayor flujo sanguíneo, muchos otros investigadores tampoco encontraron ventajas.

Debido a que toda una serie de artículos no desvelan cambios ni a nivel cardiovascular ni metabólico, decidimos sacar una línea de investigación que se centrara en los posibles cambios en el reclutamiento muscular al usar MCG. Podemos decir que la fatiga muscular es otro de los factores, junto a los anteriores, que condiciona el rendimiento en los deportes de resistencia, y que aún no se había analizado.

Proyecto de investigación con nuestros atletas de RFB

El objetivo de nuestro estudio fue evaluar si el uso de MCG reduce la fatiga muscular a través de técnicas de electromiografía muscular superficial (EMGs) durante esfuerzos de carrera submáximos y máximos. Nuestra hipótesis inicial fue que estas prendas podrían cambiar el reclutamiento muscular entre la musculatura de la pierna y la del muslo durante esfuerzos submáximos, permitiendo una menor actividad muscular (fatiga) en el gemelo. Este cambio sería positivo al ser atribuida esta musculatura como la más limitante dentro de esfuerzos de carrera no máximos.

Dieciséis atletas altamente entrenados, de los cuales catorce eran varones y dos mujeres (edad 33.2 ± 7.2 años, VO2max 63.7 ± 6.3 ml/kg/min, Velocidad Aeróbica Máxima 19.7 ± 1.5 km/h), fueron evaluados tanto en el laboratorio de fisiología como en una pista de atletismo de la Universidad Europea. Muchos de ellos habían disputado pruebas de atletismo a nivel nacional e incluso conseguido varias medallas en campeonatos nacionales dentro de la categoría veterano.

Durante el primer día hicieron un test con un protocolo en rampa en tapiz rodante hasta llegar a su VO2max con el fin de establecer individualmente las diferentes velocidades que íbamos a emplear durante los esfuerzos propios del estudio. La muestra se dividió en dos grupos, asignándose según su experiencia con el uso de MCG y garantizando que no existieran diferencias de rendimiento entre ambos.

Durante el segundo día, se realizó un entrenamiento en la pista que incluía un conjunto de esfuerzos de carrera y saltos. Solo uno de los grupos llevó MCG.

El tercer y último día, se repitió la misma sesión de trabajo salvo que el grupo que no usó MCG durante el primer día, ahora sí debía llevarlas.

El entrenamiento del segundo y tercer día consistió en (a) 10’ un 3% >VT2 (segundo umbral ventilatorio), ritmo que para todos estos atletas estaba alrededor de su velocidad en un 10k. (b) 1km a la máxima velocidad posible. (c) Varios test de salto con plataforma de contacto. Durante los esfuerzos de carrera se midió y comparó la actividad eléctrica con EMGs entre la musculatura de la pierna (gemelo interno, gemelo externo y sóleo) y la del muslo (vasto lateral, vasto medio, recto femoral y bíceps femoral).

Resultados y Discusión

Además de las variables comentadas, medimos posibles cambios metabólicos y de percepción subjetiva de la fatiga durante los esfuerzos de carrera sin hallar cambios significativos con/sin MCG en ninguna de estas. Tampoco encontramos diferencias en la marca del test de 1km ni en los test de salto.

En relación a la fatiga muscular, no se hallaron cambios significativos. Sin embargo, se observaron cambios descriptivos en los tamaños del efecto a favor del uso de MCG en ambos tipos de esfuerzo. Las MCG durante intensidades de carrera no máximas, disminuye la fatiga en la musculatura del gemelo. Esto confirma nuestra hipótesis debido a que el rendimiento en este tipo de esfuerzos suele estar más limitado por la musculatura del sóleo y gastrocnemio al tener una gran contribución en la propulsión y el apoyo. En cambio, en esfuerzos “máximos” el reclutamiento cambia, siendo menor la fatiga en el muslo y mayor en el gemelo con el uso de MCG. Igualmente, podría ser beneficioso porque a medida que la velocidad de carrera aumenta, el recto femoral y el bíceps femoral tienen mayor contribución respecto a la musculatura de la pierna.

Figura 1. Fatiga muscular durante el esfuerzo submáximo (10’ >VT2)

La fatiga viene representada con los tamaños del efecto (ES) de la amplitud eléctrica (EMGs). A mayor área de cada barra, mayor es la fatiga muscular; MCG = Medias de compresión gradual

Figura 2. Fatiga muscular durante el esfuerzo máximo (1km)


La fatiga viene representada con los tamaños del efecto (ES) de la amplitud eléctrica (EMGs). A mayor área de cada barra, mayor es la fatiga muscular; MCG = Medias de compresión gradual

Conclusiones

A modo de conclusiones, no podemos afirmar que el uso de MCG reduzca la fatiga muscular puesto que no se hallaron cambios significativos. Pero sí es cierto que existieron cambios descriptivos, aunque no son suficientes para poder concluir lo contario. Es por esto que concluimos que los posibles beneficios del uso de las medias pueden ser altamente ligados a las características individuales de cada corredor; tales como la técnica de carrera, activación del músculo, fuerza específica de cada músculo y experiencia en el uso de MCG. Finalmente podemos adelantar que su uso sería más aconsejado en los procesos de recuperación de cualquier sesión de entrenamiento. Hemos comentado en varios artículos que cualquier vía que mejore estos mecanismos supone asimilar mayores cargas de entrenamiento y por tanto mejorar más a medio/largo plazo. Esta afirmación se basa en otro estudio que hemos realizado donde sí hallamos cambios significativos a favor del uso de estas medias, pero serían con compresión del tipo uniforme, no gradual.

Referencias

  • Moreno-Pérez D & Esteve-Lanao J (2020) Muscle Activation in Middle-Distance Athletes with Compression Stockings. International Journal of Sports Phys and Perfomance. Sensors. 20, 1268; doi:10.3390/s20051268

Posts Relacionados

Dejar un comentario